06 junio 2017

Problemas cardíacos lidera la causa de muertes en los bomberos


Junio 5. 2017
Último reporte de la NFPA

La Asociación Nacional de Protección contra Incendios ha publicado su informe anual sobre muertes de bomberos en los Estados Unidos, y una de las principales causas de muertes en el servicio de bomberos siguen siendo los problemas cardíacos a pesar de que esas muertes alcanzaron un mínimo histórico en 2016.
El año pasado, el total de 69 muertos en servicio marcó  por quinta vez en seis años que el número era inferior a 70, según el Informe 2016 de la NFPA.

Las 26 muertes atribuidas a los problemas cardíacos marcaron el menor número desde que la NFPA comenzó este estudio en 1977, pero todavía era lo suficientemente alto para igualar el trauma interno como una causa principal. La muerte cardíaca súbita ha sido siempre la causa principal de muertes según el estudio de la NFPA.
De las 69 muertes totales, 39 eran voluntarios, 19 eran bomberos profesionales, ocho eran empleados de agencias federales, uno era un contratista de una agencia, uno era un bombero industrial y uno era un preso .

"Cuando la NFPA empezó a reportar muertes de bomberos hace 40 años, el promedio anual era cercano a 150 muertes al año", dijo Rita Fahy, gerente de bases de datos y sistemas de incendios de la NFPA, en un comunicado. "En los últimos cinco años (entre 2012 y 2016), el promedio anual ha caído a menos de la mitad de 73 muertes, por lo que claramente hemos visto una disminución significativa en las tasas de letalidad de los bomberos durante el tiempo".

El número de muertes atribuidas a problemas cardiacos cayó claramente del 51 por ciento en 2015, mientras que el aumento de las muertes por traumatismos internos -que fue del 24 por ciento en 2015- podría atribuirse en parte a las muertes relacionadas con accidentes de vehículos saltando de 12 por ciento en 2015 a 25 por ciento el año pasado.
Aunque el informe ha demostrado consistentemente un descenso en las muertes de bomberos en servicio en los últimos años, la NFPA se apresura a señalar que esto no proporciona una visión completa de los riesgos que los bomberos enfrentan incluso años después del trabajo - en particular con las cuestiones de los cánceres relacionados con el trabajo y el síndrome de estrés postraumático (TEPT) que destacan en la industria.

"Aunque el informe anual refleja con precisión las tasas de disminución constante entre los bomberos en servicio", dijo Fahy, "no captura muchas de las muertes que ocurren fuera de servicio que son en última instancia el resultado de actividades en servicio".

Fuente:


26 mayo 2017

Fatiga Suprarrenal: ¿Nos estamos quemando nosotros mismos?

POR JO-ANN LORBER EL 26 DE MAYO DE 2017

¿Cuántos profesionales del servicio de bomberos sabes que están conectados a sus teléfonos inteligentes, iPads, con todas las llamadas de emergencia durante la noche y luego ir a su trabajo a tiempo parcial o puestos de trabajo después de bajar de turno?  Déjame adivinar ... ¡mucho!

Damas y caballeros, estamos presionando el sobre día y noche. Estamos tratando de hacer tanto para salir adelante o mantenerse a flote, que nos hemos olvidado de respirar. Ahora nuestros cuerpos están comenzando a pagar el precio.

La fatiga suprarrenal es probablemente una de las condiciones más infra-diagnosticadas y poco reconocidas por los médicos y otros proveedores de atención médica. Sin embargo, se estima que afecta al 80 por ciento de las personas en el mundo. El estrés crónico y el estilo de vida afecta la capacidad del cuerpo para recuperarse del estrés físico, mental o emocional. Ya sea por un corto tiempo, o una condición crónica, la mayoría de la gente tendrá dificultades con la fatiga suprarrenal en algún momento de su vida. Como bomberos, tenemos una mayor probabilidad de contraer esta enfermedad, ya que estamos constantemente en movimiento. Nuestros horarios de trabajo y la imprevisibilidad de llamadas causan estragos en nuestros cuerpos. La adrenalina se eleva y se hunde, nuestro sueño se interrumpe constantemente, y la fatiga eventualmente se convierte en algo con lo que vivimos a diario.

Funciones de las glándulas suprarrenales
Su cuerpo tiene dos glándulas suprarrenales, situadas justo encima de cada uno de sus riñones. Como parte de su sistema endocrino, sus glándulas suprarrenales secretan más de 50 hormonas, muchas de las cuales son esenciales para la vida. Incluyen:
  • Los glucocorticoides (cortisol) ayudan a su cuerpo a convertir los alimentos en energía, normalizar el azúcar en la sangre, responder al estrés y mantener la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico.
  • Mineral corticoides (aldosterona) ayuda a mantener la presión arterial y el volumen sanguíneo normales manteniendo un equilibrio adecuado de sodio, potasio y agua en el cuerpo.
  • Adrenalina: esta hormona aumenta la frecuencia cardíaca y controla el flujo sanguíneo a los músculos y el cerebro, además de ayudar a la conversión del glucógeno en glucosa en el hígado.


Irónicamente, aunque sus glándulas suprarrenales están allí en gran parte para ayudarle a lidiar con el estrés, demasiado de lo que realmente es lo que hace que su función para romper. En otras palabras, su ritmo cardíaco y su presión arterial aumentan, su digestión se ralentiza y su cuerpo se prepara para enfrentarse a una amenaza o desafío potencial (es decir, un incendio de estructura, un accidente de vuelco, un rescate de alto ángulo, un incendio marítimo, etc.).

Mientras que esta respuesta es necesaria y buena cuando se necesita, muchos de nosotros se enfrentan constantemente con estresores tales como: trabajo por turnos, toxinas ambientales, falta de sueño, preocupación, problemas de relación, ejercicio excesivo, inflamación crónica, infección y deficiencias nutricionales. Por lo tanto, estamos en modo de "lucha o huida" mucho más tiempo-mucho más de lo que se pensaba desde un punto de vista biológico.

Cuando las glándulas suprarrenales se agotan, conduce a una disminución de ciertos niveles hormonales, en particular el cortisol. Las deficiencias en ciertas hormonas suprarrenales variarán en cada persona, variando de leve a severo. En su forma más extrema, esto se conoce como enfermedad de Addison, una condición que causa debilidad muscular, pérdida de peso, presión arterial baja y bajo nivel de azúcar en la sangre, y puede ser mortal. Afortunadamente, sólo alrededor de cuatro personas por 100.000 desarrollan la enfermedad de Addison, (que se debe a la enfermedad autoinmune en la mayoría de los casos, pero también puede desarrollarse después de un estrés muy severo). En el otro extremo del espectro, así como en el medio, se encuentra la fatiga suprarrenal. Aunque los síntomas son menos graves que en la enfermedad de Addison, pueden ser debilitantes.

Signos y síntomas de la fatiga suprarrenal
La fatiga y el letargo son algunas de las quejas más comunes entre los pacientes adultos. Usted puede tener fatiga suprarrenal si tiene algunos de los síntomas que se enumeran a continuación:

·         Fatiga y debilidad, especialmente por la mañana y por la tarde
·         Un sistema inmune suprimido
·         Aumento de las alergias
·         Depresión
·         Deseos de alimentos ricos en sal, azúcar o grasa
·         Desequilibrio hormonal
·         Trastornos autoinmunes
·         Bajo deseo sexual
·         Disminución de la capacidad para manejar el estrés
·         Problemas para despertarse por la mañana, a pesar de una noche de sueño completo
·         Mala memoria

Muchas personas diagnosticadas con fatiga suprarrenal a menudo reciben una ráfaga de energía alrededor de las 6 p.m., seguida de somnolencia a las 9 p.m. o 10 p.m. (que a menudo se resiste). Un "segundo viento" a las 11 p.m. es común, lo que a menudo le impide quedarse dormido hasta las 1 a.m. si no más tarde. Para obtener a través de nuestros días en el trabajo o en casa, confiamos en el café, la soda, y otras formas de la cafeína para mantenernos ir hasta ese "segundo o tercer viento”.

Pruebas
Hay dos pruebas simples que un médico de medicina holística o funcional puede hacer: un análisis de sangre o una prueba de saliva. La prueba que reconocerá la fatiga suprarrenal en cualquiera de sus etapas es una prueba de cortisol salivar. Esta es una prueba de bajo costo que usted puede comprar en línea y hacer en casa, ya que no se requiere receta. Sin embargo, si sospecha que tiene fatiga suprarrenal, un proveedor de atención médica con conocimiento puede ayudarle con un diagnóstico y tratamiento.

El camino hacia la recuperación: un enfoque natural y sencillo
En primer lugar, recuerde que tomó tiempo para quemar sus glándulas suprarrenales. Como usted puede sospechar, también tomará tiempo para recuperarse.

Puedes esperar:
·         Seis a nueve meses de tiempo de recuperación para la fatiga suprarrenal menor
·         De 12 a 18 meses para fatiga adrenal moderada
·         Hasta 24 meses para fatiga adrenal severa
La buena noticia es que los tratamientos naturales son muy eficaces para este síndrome. Con tiempo y paciencia, es posible recuperarse.

Un enfoque equilibrado
Las cuatro áreas que más requieren su atención son:
  • Eliminar estresores: lo más importante es quitar el estrés de su vida o tener poderosas herramientas y estrategias para enfrentar los traumas emocionales actuales y / o pasados ​​en su vida (oraciones, meditación, consejería, etc.).
  • Escuche a su cuerpo: Descanse cuando se sienta cansado y duerma si puede.
  • Haga ejercicio con regularidad: Utilice un programa integral de entrenamiento de fuerza, aeróbico, básico y de intervalo. Sugiero intentar el yoga, ya que le ayudará en la flexibilidad y mediación (tranquilizar su mente).
  • Coma comidas nutritivas: Comer una dieta sana y nutritiva aumenta la energía, proporciona a su cuerpo vitaminas y minerales esenciales, mejora su resistencia a la enfermedad  y le ayuda a mantener su peso ideal.


Tratar la fatiga suprarrenal requiere un enfoque de todo el cuerpo, que se ocupa del exceso de estrés y hábitos de estilo de vida poco saludables que llevaban a cabo sus glándulas suprarrenales en el primer lugar. Aunque no podemos dejar de trabajar y acostarnos en hamacas en la playa, necesitamos dar un paso atrás y tomar una respiración profunda de vez en cuando. Averiguar nuestros principales factores de estrés y eliminarlos o reducir su impacto será un largo camino hacia un más saludable y más feliz.

JO-ANN LORBER es un jefe de batallones de la ciudad de Fort Lauderdale, FL. Ella ha estado con Fort Lauderdale Fire-Rescue desde enero de 1996. El Jefe Lorber tiene títulos de asociado en Artes Liberales y Tecnología de Ciencia de Fuego, un Bachelor of Arts en Gestión Pública y una maestría en Administración Pública de Florida Atlantic University. El jefe Lorber es graduado en 2006 del Programa Ejecutivo de Oficiales de Bomberos de la Academia Nacional de Fuego (EFOP). Ella ha sido nombrada Jefe de Oficio de Bomberos (CFO) y Administradora de Emergencias Certificada (CEM).

Adrenal Fatigue: Are We Burning Ourselves Out?

Adrenal Fatigue: Are We Burning Ourselves Out?
BY JO-ANN LORBER ON MAY 26, 2017


How many fire service professionals do you know who are attached to their smartphones, iPads, are up all night running emergency calls, then go to their part-time job or jobs after they get off shift? Let me guess…lots! Ladies and gentlemen, we are pushing the envelope day and night. We are trying to do so much to get ahead or stay afloat, that we have forgotten to come up for air. Now our bodies are beginning to pay the price.

Adrenal fatigue is probably one of the most under-diagnosed and under-recognized conditions by physicians and other healthcare providers. However, it is estimated to affect 80 percent of people in the world. Chronic stress and lifestyle affects the body’s ability to recuperate from physical, mental or emotional stress. Whether for a short time, or a chronic condition, most people will struggle with adrenal fatigue at some point in their life. As firefighters, we have an increased chance of getting this disease as we are constantly on the go. Our work schedules and the unpredictability of calls wreak havoc on our bodies. Adrenaline soars and dips, our sleep is constantly interrupted, and fatigue eventually becomes something we just live with on a daily basis.  

  • Glucocorticoids—(cortisol) helps your body convert food into energy, normalize blood sugar, respond to stress and maintain your immune system’s inflammatory response.
  • Mineralocorticoids—(aldosterone) helps keep your blood pressure and blood volume normal by maintaining a proper balance of sodium, potassium and water in your body.
  • Adrenaline—this hormone increases your heart rate and controls blood flow to your muscles and brain (fight or flight), along with helping the conversion of glycogen to glucose in your liver.

Ironically, although your adrenal glands are there in large part to help you cope with stress, too much of it is actually what causes their function to break down. In other words, your heart rate and blood pressure increases, your digestion slows, and your body becomes ready to face a potential threat or challenge (i.e. structure fire, rollover crash, high-angle rescue, marine fire, etc.).

While this response is necessary and good when it is needed, many of us are constantly faced with stressors such as: shift work, environmental toxins, lack of sleep, worry, relationship problems, excessive exercise, chronic inflammation, infection, illness or pain, and nutritional deficiencies. Therefore, we are in “fight or flight” mode far too long—much longer than was ever intended from a biological standpoint.

When your adrenal glands become depleted, it leads to a decrease in certain hormone levels, particularly cortisol. The deficiencies in certain adrenal hormones will vary in each person, ranging from mild to severe. In its most extreme form, this is referred to as Addison’s disease, a condition that causes muscle weakness, weight loss, low blood pressure and low blood sugar, and can be life threatening. Fortunately, only about four people per 100,000 develop Addison’s disease, (which is due to autoimmune disease in most cases, but can also develop after very severe stress). At the other end of the spectrum, as well as in between, lies adrenal fatigue. Though the symptoms are less severe than in Addison’s disease, they can be debilitating.

Signs and symptoms of adrenal fatigue 
Fatigue and lethargy are some of the most common complaints among adult patients. You may have adrenal fatigue if you have a few of the symptoms listed below:
  • Fatigue and weakness, especially in the morning and afternoon
  • A suppressed immune system
  • Increased allergies
  • Depression
  • Cravings for foods high in salt, sugar or fat
  • Hormonal imbalance
  • Autoimmune disorders
  • Low sex drive
  • Decreased ability to handle stress
  • Trouble waking up in the morning, despite a full night’s sleep
  • Poor memory

Many people diagnosed with adrenal fatigue often get a burst of energy around 6 p.m., followed by sleepiness at 9 p.m. or 10 p.m. (which is often resisted). A “second wind” at 11 p.m. is common, which often keeps you from falling asleep until 1 a.m. if not later. To get through our days at work or at home, we rely on coffee, soda, and other forms of caffeine to keep us going until that “second or third wind.”

Testing
There are two simple tests that either a holistic or functional medicine doctor can do: a blood test or a saliva test. The test that will recognize adrenal fatigue in any of its stages is a salivary cortisol test. This is an inexpensive test that you can purchase online and do at home, as no prescription is needed. However, if you suspect you have adrenal fatigue, a knowledgeable healthcare provider can help you with a diagnosis and treatment.

The road to recovery: a natural and simple approach
First and foremost, remember that it took time to burn out your adrenal glands. As you might suspect, it will also take time to recover.
You can expect:
  • Six to nine months of recovery time for minor adrenal fatigue
  • 12 to 18 months for moderate adrenal fatigue
  • Up to 24 months for severe adrenal fatigue

The good news is that natural treatments are very effective for this syndrome. With time and patience, it is possible to recover.

A balanced approach
The four areas that require your attention the most, are:
  • Remove stressors: The most important thing is to remove the stressor from your life or have powerful tools and strategies to address the current and/or past emotional traumas in your life (prayers, meditation, counseling, etc.).
  • Listen to your body: Rest when you feel tired and sleep in if you can.
  • Exercise regularly: Use a comprehensive program of strength, aerobic, core, and interval training. I suggest trying yoga as it will assist you in flexibility and mediating (quieting your mind).
  • Eat nutritious meals: Eating a healthy nutrient-dense diet increases energy, provides your body with essential vitamins and minerals, improves your resistance to illness, and helps you to maintain your ideal weight.

Help is out there
Treating adrenal fatigue requires a whole-body approach, one that addresses the excess stress and unhealthy lifestyle habits that wore out your adrenals in the first place. While we can’t just quit our jobs and lie in hammocks at the beach, we do need to take a step back and take a deep breath from time to time. Figuring out our primary stressors and either eliminating them or reducing their impact will go a long way toward a healthier and happier you.

JO-ANN LORBER is a battalion chief for the City of Fort Lauderdale, FL. She has been with Fort Lauderdale Fire-Rescue since January 1996. Chief Lorber holds associates’ degrees in Liberal Arts and Fire Science Technology, a Bachelor of Arts degree in Public Management, and a master’s degree in Public Administration from Florida Atlantic University. Chief Lorber is a 2006 graduate of the National Fire Academy’s Executive Fire Officer Program (EFOP). She has been awarded Chief Fire Officer (CFO) and Certified Emergency Manager (CEM) designations.

http://www.firehouse.com/article/12338237/adrenal-fatigue-are-we-burning-ourselves-out 

04 mayo 2017

Incendios urbanos de gran magnitud

INCENDIOS URBANOS DE GRAN MAGNITUD, MAS ALLA DE LA TRAGEDIA - ARTICULO DE YSRAEL SALINAS


El trabajo diario de los bomberos implica el enfrentar e intentar extinguir incendios de vegetación (incendios que se originan y desarrollan en grandes extensiones de área vegetal sean en montañas, selvas, bosques, parques, llanos) e incendios urbanos o estructurales (originados y desarrollados en lugares en los cuales se realizan actividades comerciales, industriales, áreas de almacenamiento, residenciales, oficinas). En estas labores de lucha contra los incendios se van incrementando los procesos peligrosos (comportamiento del fuego, disminución de la cantidad de agua disponible, falta de recursos logísticos, agotamiento físico, entre otros), y aumentan las posibilidades de sufrir algún accidente de trabajo.

En el caso específico de los incendios urbanos, la gran cantidad de materiales involucrados en el evento, provoca una inmensa serie de efectos en el comportamiento del fuego, en su desarrollo y en la afectación a las estructuras. Es aquí precisamente en donde las posibilidades de lesiones fatales en los bomberos se incrementan debido a que los elementos portantes (paredes, techos) y estructurales (columnas, vigas) se van debilitando y la capacidad de resistencia de éstos disminuye a medida que el calor y las altas temperaturas aumentan, produciendo sobre estos elementos deformaciones, desplazamientos y derrumbes.

      Algunos ejemplos de incendios de gran magnitud pueden mostrarnos los gravísimos daños y lesiones fatales que han ocasionado estos siniestros:

1.- Incendio de Tacoa. A las seis y cuarto de la mañana se produjo una explosión, el 19 de Diciembre de 1982, en el complejo termoeléctrico Tacoa, en el estado Vargas de Venezuela. La magnitud de la conflagración tomó tal intensidad que resultaba fuera de control. Se produjo un boil over en uno de los tanques que ocasionó la muerte de más de 50 bomberos mientras intentaban extinguir las llamas de unos tanques que contenían fuel-oil. En este evento fallecieron más de 160 personas y cuantiosos daños a las comunidades aledañas. El incendio fue controlado por los bomberos luego de más de 3 días de labores de extinción

2.- Word Trade Center. El 11 de septiembre de 2001 dos aviones comerciales se estrellan contra las torres gemelas, produciendo sendos incendios de gran magnitud y en menos de dos horas se desploman causando la muerte de alrededor de 3000 personas y dejando a otros 6000 heridos. En este evento más de 300 bomberos perdieron la vida. Numerosos edificios adyacentes al complejo también sufrieron daños sustanciales; el World Trade Center 7, colapsó también, al parecer tras haber sido seriamente dañado por los escombros de las Torres Gemelas al caer, junto con una serie de incendios que se produjeron en su interior.

3.- Empresa Iron Mountain. El día miércoles 5 de febrero de 2014 a las 09:15 a.m. se produjo un incendio un depósito de archivos bancarios de la empresa Iron Mountain en Barracas, Buenos Aires. El siniestro causó que el derrumbe de la edificación dejando un saldo de siete bomberos y dos agentes de Defensa Civil fallecidos.

4.- Edificio Plasco. El 19 de enero del 2017 aproximadamente 16 bomberos iraníes perdieron la vida luchando contra un incendio de gran magnitud que produjo el desplome de un edificio de gran altura en el centro de Teherán. El edificio se derrumbó tres horas y media más tarde del inicio del incendio. El fuego se propagó por todas las plantas que albergaban tiendas y talleres de confección de ropa. Aproximadamente hubo 70 heridos, en su mayoría bomberos, de los cuales 47 fueron atendidos en el lugar de los hechos y 23 trasladados al hospital.

En estos cuatro casos fallecieron una gran cantidad de bomberos cuando intentaban controlar y extinguir las llamas que consumían todo a su paso, logrando colapsar las estructuras hasta que se desmoronaron en su casi totalidad. Sin embargo, en todos los casos, exceptúan en el evento de las torres gemelas, fallo el conocimiento del comportamiento del fuego y los efectos del agua. No se previó que estas estructuras podrían colapsar y los bomberos continuaron sus labores más allá del límite de su propia seguridad. En el desastre de Tacoa, los bomberos desconocían que el fuel-oil contenido en los tanques podía originar un boil over, por lo cual no se tomaron las medidas operativas para determinar en donde estaba la onda de calor (calor por convección) dentro de los tanques. Esta tragedia marco un antes y un después a nivel mundial sobre cómo realizar las maniobras de extinción de incendios de este combustible.

            En los incendios del edificio Plasco y los depósitos de la empresa Iron Mountain, el desconocimiento en cuanto al comportamiento de las estructuras (vigas, columnas, paredes, placas) cuando recibe una carga térmica, que va en desarrollo creciente acelerado, sumado a la carga proveniente del agua de las mangueras y mecanismos de extinción de incendios, los cuales ejercen tensiones (fuerzas de flexión y torsión) sobre toda la edificación, mermando su resistencia y posterior desplome, ocasionando la muerte de los bomberos que se encontraban en el interior de estos inmuebles. Es de hacer notar que en nuestra formación muy poco se aborda y se ahonda en el reconocimiento físico (inspección visual) del comportamiento de las estructuras ante el fuego y los choques del agua fría contra los elementos portantes (paredes, puertas, ventanas, techos) y de carga (vigas, columnas, placas) de las edificaciones. Esto conlleva a que no sabemos identificar a tiempo cuando un inmueble está sufriendo fuertes tensiones que facturan su capacidad de resistencia. Es de suma importancia contar dentro de las comisiones bomberiles encargadas de la supresión de incendios, con bomberos que tengan conocimientos avanzados sobre el comportamiento de los materiales y las estructuras ante el fuego, de manera que se pueda actuar a tiempo y evitar que sufran lesiones por causa de la afectación de la resistencia de carga de estos elementos.

            En el caso del Word Trade Center era imposible que los bomberos pudiesen haber previsto el derrumbe de estas torres. Existen en este momento suficientes indicios que apuntan a que la “implosión” que sufrieron estos rascacielos no fue debido al choque de los aviones. Solo desde el punto de vista estadístico ya se generan dudas: ¿Qué probabilidad hay de que en un mismo evento, tres edificaciones se desplomen de la misma manera si el desarrollo del fuego se dio de distinta forma? (en la torre norte el avión choco entre las plantas 93 y 99, en la torre sur el avión choco entre las plantas 77 a 85, en el edificio número 7 no choco ningún avión). ¿Por qué se desplomo primero la Torre Sur, si fue impactada después de la Torre Norte? La Torre Sur se derrumbó a menos de una hora después de ser atacada a las 9:59 a.m., 56 minutos después de ser golpeada, y la Torre Norte, embestida a las 8:46, se derrumbó a las 10:28 a.m., tras arder durante 102 minutos. No ahondaremos en este tema ya que las causas de lo ocurrido en las torres gemelas no es tema de este escrito.

Para concluir, quiero resaltar el hecho de que es vital identificar a tiempo el inminente derrumbe de las edificaciones al momento en que se está laborando en la extinción del incendio y el rescate de personas afectadas y así poder evitar que bomberos pueden fallecer a consecuencia de no prever las señales que emanan de las estructuras cuando están alcanzado el punto de quiebre. Para esto necesitamos realizar estudios del comportamiento del fuego y el comportamiento de las estructuras cuando están sometidas a altas temperaturas y cuando se les aplica grandes cantidades de agua.

YSRAEL SALINAS
Caracas, Venezuela

26 Años de Servicio, Estación El Cafetal, Jerarquía Mayor, Licenciado, Instructor, Inspector, Investigador, PAE, Instructor de bomberos, tecnico superior en tecnologia bomberil, psicologo


02 mayo 2017

Contaminación del PPE de bomberos





Contaminación del EPP del bombero

Una muestra de cómo los contaminantes potencialmente peligrosos puedan contaminar nuestro Equipo de Protección Personal, comúnmente conocida como "EPP" (al conjunto EPI+ERA en nuestro caso) cuando usamos crema de afeitar, motores de camiones, el suelo que pisamos, en nuestras viviendas, etc.

No seas "Muy bombero" observando el video, la espuma de afeitar que cubre a la mujer bombero es la metáfora visible de esa "suciedad invisible que permeabiliza nuestro EPP".

Que no veas los carcinógenos! no los hace menos peligrosos, a nuestra salud, y a nuestro entorno! 


Hablamos de una amenaza real que asesina bomberos en silencio.

Lo que el video muestra es a una "mujer bombero" que sale de una atmósfera comprometida de trabajo (una escena de incendio) cubierta de carcinógenos = la espuma de afeitar y de los habitis que siguen, una vez extinguida la amenaza del fuego, la recogida de material, y el regreso al parque, con nuestra ropa perfectamente contaminada (esa espuma que nos pintan en el video)... 

Supongo, que mientras no vemos (no somos plenamente conscientes de la amenaza que eso supone, no tomamos conciencia del problema...

Me da un poco de pena cuando escucho el conformista comentario de bomberos, que hablan del futuro o de la imposibilidad de protocolos de limpieza, que hablan desde la ignorancia de protocolos ya en servicios sanitarios reales, implantados y funcionales.

Es peor la resistencia al cambio de hábitos y la resistencia a desprender conductas peligrosas y habituales que el mismo cáncer, al que menoscaba su riesgo cuando no está presente y nos enmudece cuando hace acto de presencia.


¿En tu servicio no ha muerto ningún bombero por causa de cáncer? 

¿Acaso existe estudio o seguimiento con reconocimientos anuales y eficaces de detención temprana o solo el compañero temerario que cuestiona ese posible?.


En mi servicio había compañeros que fumaban y se reían del daño a sus pulmones hasta que les diagnosticaron un cáncer de pulmón que terminó con sus vidas y del arrepentimiento del útimo minuto por esos hábitos mortales.


Foro Bombero Profesional :: Riesgos Laborales en bomberos
http://bitacorabombero.foroactivo.com/login?redirect=%2Ft332-topic#1308

26 abril 2017

y si enviámos más a los bomberos?

¿Y si enviamos más a los Bomberos?

5 DE SEPTIEMBRE DE 2016 · PÚBLICO

Son las 6 de la tarde de un domingo en un Cuartel de Iberoamérica, Los bomberos Municipales se encuentran de guardia junto a los compañeros de la Ambulancia de salud de la provincia.  La radio de los sanitarios indica que concurran a un accidente en una carretera a 10 km del Cuartel.  La central de despacho no envía a los Bomberos. 

Al llegar los sanitarios se encuentran con una colisión de dos coches, con 5 heridos, uno de ellos muy grave dentro de uno de los coches. Los sanitarios están colapsados, necesitan ayuda de mas compañeros, piden a los Bomberos y mas sanitarios que tardan otros 10 minutos en llegar.

¿Porque no se enviaron a los Bomberos en el primer momento?

La respuesta parece una paradoja que ya viene desde el siglo XX . ES QUE NO HABÍA ATRAPADOS...... 

Juro que no se de donde ha salido ese famoso concepto de gestión de accidentes de trafico, ATRAPADOS = BOMBEROS. En vez de: NIVEL DE GRAVEDAD DEL ACCIDENTE = BOMBEROS. 
Pero quien piense en protocolizar  solo  la primer opción, se esta olvidando una gran parte de las funciones de los servicios de Bomberos.  

Hace unos 12 años, acordamos en Buenos Aires con nuestro parque de Bomberos Voluntarios, enviar una dotación en apoyo del Hospital en TODOS los accidentes de trafico de la zona.  Al principio la Policía no entendía nada, “pues para que vienen SI NO HAY ATRAPADOS”  Entonces hicimos una lista de los beneficios que tenia esa acción simple de presentarnos en los accidentes. 

- Los Bomberos son los encargados de cerrar el aseguramiento de la escena. Que comienza la policía al delimitar la zona de actuación y redirigir el transito. Esto es controlar derrames, verificar caída de postes, cables, peligros en el coche, tubos de gas (GNC), cortar energía del mismo, inactivar Airbags y colaborar con los sanitarios en la atención, inmovilizacion y selección de victimas. Esto se traducía en una acción inmediata y coordinada de todos estos items mencionados, por la llegada al mismo tiempo de los 3 servicios. Sanitarios, policía, Bomberos. 

Si había atrapados, no hacia falta esperar que los primeros servicios en llegar pidieran a los Bomberos ahorrando tiempo a las victimas que habían sufrido el accidente. Esto produjo beneficios múltiples para médicos, policías y sobre todo para los pacientes. 

Cuando los protocolos no incluyen a los Bomberos, nos perdemos mucho del potencial que tiene este servicio general de emergencias para dar a la sociedad. Pensar en los Bomberos como fuego y atrapados es menoscabar su profesionalismo en otras fases indispensables de controlar. 

¿Cuantas veces los sanitarios y policías son enviados a accidentes laborales en plantas industriales y los bomberos no son enviados?  

Un compañero sanitario me comentaba que una cuba de hierro fundido se desprendió de uno de sus enganches y derramo el contenido sobre dos operarios de la planta. 

Pedimos a bomberos pero el Jefe de planta hablo con la central de emergencias y dijo “que no hacia falta  pues tenían todo controlado”  Menudo control me dijo el compañero, receloso de confiar en los mismos que tuvieron ese accidente grave. 

Los Bomberos son los ESPECIALISTAS EN RESCATE  y los que tienen los medios para actuar en diversas situaciones, por no decir casi todas, ademas de una fuerte formación en seguridad laboral y preventiva, En la mayoría de los parques de bomberos de iberoamérica hay  especialistas o gente con mucha experiencia en seguridad laboral e industrial.

¿Porque no se los aprovecha?

En los tristes y famosos atentados de París los SAPEURS POMPIERS tuvieron una actuación muy destacada, pensemos si con nuestros protocolos hubiésemos enviado a los bomberos o no. 

El otro día leía estadísticas sobre caídas de personas mayores y su influencia en las actuaciones de los parques de Bomberos. Imagine usted un abuelo de 90 años con una fractura de cadera en una 4 planta sin ascensor con dos sanitarios para bajarlo. 

Otro compañero sanitario me contaba que concurrieron a un domicilio con una chica que lloraba del dolor en la espalda, había sufrido una caída el día anterior en su trabajo, claro era un quinto piso. Solicitaron bomberos pero la central de despacho 911 les dijo si no se arreglaban con la policía local, pues no. Los especialistas que entrenan todo el día para ello eran los BOMBEROS.  Luego de varias discusiones sobre a quien se enviaba, los Bomberos sacaron a la chica en tablero y camilla nido por la ventana por medio de una escala. Los compañeros sanitarios tuvieron que resistir que el esposo de la chica les dijera de mala manera si era necesario tanto paripé y movilización y que les denunciaría. Pues resulto ser que la chica tenia una vertebra fracturada y gracias a todo ese “paripé” hoy tal vez tenga una vida normal. 

Pues podría estar toda la mañana escribiendo anécdotas de los compañeros sobre los beneficios de ENVIAR BOMBEROS. 

 Yo solo les pido a quienes gestionan las emergencias que valoren mas la labor y la eficacia de los Bomberos protocolizando con  mayor diversidad la tarea de ellos.

También es tarea de los Bomberos propagar sus aptitudes y cualidades para salir del cerco Fuego - atrapados y entrar en la variante de la emergencia general, en cuyo concepto la actuación del bombero es INDISPENSABLE, ante los nuevos riesgos que aparecen cada día. 

Para terminar recuerdo un chico de unos 18 años que entró a la guardia de nuestro parque Voluntario, balbuceaba, estaba haciendo rehabilitación por un terrible atropello,  con un grave trauma de cráneo con perdida de conocimiento, se estaba ahogando con su sangre y los Bomberos Voluntarios llamados por los vecinos, le aspiraron y mantuvieron permeable su vía aérea permitiendo que respirara hasta la llegada de los profesionales sanitarios. 

Ese chico no podía hablar, solo nos abrazo uno a uno, Ese gracias del alma creo que es suficiente para revisar todos los protocolos para incluir a los bomberos en futuras actuaciones.

R. Daniel Perez Lopez - Historia de Bomberos

Fuente: https://m.facebook.com/notes/historia-de-bomberos/y-si-enviamos-mas-a-los-bomberos/1143450605716259/