15 agosto 2017

Tú camino al liderazgo: cómo vives es cómo lideras


El tema del liderazgo está saturado con los pensamientos de todos sobre lo que debería ser. Hay miles de libros y cátedras, y una cantidad infinita de opiniones sobre este tema. No necesariamente pienso que eso es algo malo. De hecho, debido a que el liderazgo no tiene una sola receta, se crea de muchas maneras diferentes, por muchos tipos de personas, y realiza muchos propósitos diferentes en todos los entornos y ambientes. Todos podríamos usar más ejemplos de lo que debería ser el liderazgo.

Cuando las personas se ven atrapadas en el intento de desarrollar sus habilidades de liderazgo no están considerando el hecho de que es un proceso dinámico. Para poner el término adecuado en el proceso de desarrollo de esta habilidad, cambiamos la terminología por "ejercer liderazgo". Tomando esto en consideración te recuerdas de la constante atención que requiere el desarrollo del liderazgo. Así como con cualquier habilidad, ya sea física o cognitiva, debes aprenderla, practicarla y aplicarla constantemente para fortalecer tu capacidad de liderazgo.

El proceso de "aprender, practicar, aplicar" tiene lugar en tu cerebro. Tu cerebro es un órgano increíble que se dice que toma miles de millones de decisiones por segundo, la mayoría de los cuales son subconscientes. El cerebro humano crea patrones y plantillas de acción a través de los más de 100 millones de células nerviosas. Los patrones y las plantillas de acción son nada menos que desarrollo de hábitos que después los refuerza hasta que se forman los paquetes de hábitos. Al ejercer habilidades de liderazgo, estás desarrollando y fortaleciendo estos hábitos (habilidades). Con suficiente práctica, se llega a la competencia inconsciente o, más comúnmente, a la segunda naturaleza.

Amarrar tus zapatos es como una segunda naturaleza para ti, pero, tal vez, ser un buen oyente no lo es. Todos podemos estar de acuerdo en que ser un buen oyente es una habilidad que es importante tener al ejercer el liderazgo. Si no eres un buen oyente, has desarrollado habilidades de escucha pobres (hábitos) con el tiempo. Es probable que hayas estado haciendo esto durante tanto tiempo que has desarrollado paquetes de hábitos pobres de escucha que tienen un fuerte arraigo en tu cerebro.

No te preocupes, no estás condenado. Lo bueno de esas células nerviosas en tu cerebro es que no sólo crecen y se fortalecen, sino que también pueden marchitarse y morir. Cuando abandonas un hábito durante un período de tiempo suficientemente largo, las células nerviosas asociadas se debilitarán. La continua falta de atención a esas células es donde eventualmente morirán. Este es el proceso de "usarlo o perderlo". Si de repente pierdes un par de dedos, te verás obligado a aprender una nueva forma de atar tus zapatos. Ya no será una segunda naturaleza.

De vuelta a esas habilidades de escucha pobres. Los hábitos cambiantes, ya sean los hábitos de atar zapatos o de escuchar, se llevan a cabo de la misma manera en el cerebro. Abandonar lo viejo y desarrollar lo nuevo. La parte difícil para la mayoría de la gente es la decisión de asumir esta tarea y seguir con ella el tiempo suficiente para lograr el éxito en el desarrollo de la competencia consciente en las buenas habilidades de escucha.

Cuando se toma una decisión para hacer un cambio, se puede lograr desarrollando y reforzando hábitos diarios y estableciendo metas específicas que pones en acción para fortalecer su desarrollo de liderazgo. Los rasgos de carácter comúnmente discutidos en los libros y clases de liderazgo son importantes, como todos sabemos. Pero, simplemente saber acerca de los diferentes rasgos de carácter no harán ningún bien sin un plan para desarrollarlos. Mapeando un curso mediante el establecimiento de objetivos te pondrá en un camino de crecimiento personal y profesional de éxito a medida que ejercitas tus hábitos de liderazgo.

Lo bueno de establecer metas de desarrollo de liderazgo es que sus oportunidades de practicar son abundantes. La vida misma es un laboratorio de liderazgo que proporciona constantes oportunidades para desarrollar, fortalecer o incluso cambiar hábitos. Tendrás fracasos, así que permite que sea una parte del proceso de aprendizaje. Habrá tiempos de lucha y dificultad, así que ten paciencia. La investigación ha demostrado que la mayor dificultad o lucha durante la práctica conduce a más aprendizaje y mayor cambio estructural en el cerebro. Nada de esto sucede de la noche a la mañana, así como tomó mucho tiempo desarrollar hábitos de escucha pobres. No hay nada más eficaz que la práctica de ayudar a tu cerebro a aprender. La conclusión es que tienes que hacer el trabajo. Ejercer el liderazgo es dinámico, y el proceso nunca termina.

Los altos estándares de liderazgo son lo que estás tratando de lograr, y establecer objetivos realistas y alcanzables te llevarán allí. Rompe tus metas en trozos de tamaño pequeños. Los objetivos no deben ser demasiado amplios, como por ejemplo: "Quiero ser un buen líder". En su lugar, piensa en los elementos de la acción cotidiana que necesita para prestar atención a los hábitos que desea desarrollar. Fortalecer o cambiar. Estos temas de acción son tus metas. Cuando haya identificado estos objetivos, anótelos y póngalos en tu vida como recordatorios constantes de que están allí y necesitan nutrirse. El principal motor del cambio en tu cerebro es su comportamiento. Al vincular cada uno de sus objetivos directamente con su comportamiento, le darás más potencial para el éxito. Si su objetivo es mejorar sus hábitos de escucha, pregúntate a tí mismo: "¿Mi comportamiento respalda buenos hábitos de escucha?" Evaluar su progreso es extremadamente importante, así que pónte en jaque de vez en cuando para ver cómo lo estás haciendo. Aún más importante es involucrar a otros en sus metas.

Nos preocupamos mucho sobre nosotros mismos; Es la naturaleza humana. Ejercer el liderazgo verdaderamente comienza contigo tomando una mirada muy dura en tí mismo e identificando las cosas que le hacen la señal. Rompe tu vida en pequeñas piezas manejables con el fin de identificar lo que te hace quien eres. Pero recuerda, este es sólo el primer paso. Obtén la ayuda de las personas en tu vida que confías para darle información honesta acerca de quién eres, cómo te comporta y lo que haces. Te lo prometo, te sorprenderá saber que tienen diferentes puntos de vista de ti que tienes de ti mismo. Estas personas son valiosas en su éxito porque pueden hacerte consciente el momento en que tu comportamiento no puede apoyar una de sus metas. Un error común que la gente hace aquí es que recurre a la ayuda de personas que saben que protegerá sus sentimientos en lugar de las personas que los harán responsables y dar retroalimentación honesta.

Pasar por este proceso requiere tiempo y requiere consistencia en sus esfuerzos. Desarrollar su carácter se hace a través de tus acciones, actitud y comportamiento. De estas tres cosas, tu actitud es la base para los otros dos. Tu actitud está en el lugar mucho antes de que tus acciones y comportamiento aparezcan. Es una fuerza impulsora significativa detrás de todo. Compruebe tu actitud. Si te das cuenta de que necesitas hacer un ajuste de actitud, hazlo. Toma la decisión y haz que suceda. Tu tienes el poder de hacer esto tan a menudo como lo necesitas, pero requiere una decisión consciente para hacerlo. Si estás dispuesto a poner en el trabajo duro que se necesita para satisfacer las necesidades legítimas de los demás, entonces es probable que tenga éxito al ejercer el liderazgo. El objetivo es afectar el cambio de comportamiento a largo plazo dentro de ti para que vivir tu vida como líder se convierta en una segunda naturaleza. Así es como viajas con éxito en tu camino hacia el liderazgo.

Escrito por Paul Strong el 1 agosto del 2017
Traducción: Alvaro Fernández K.

Fuente:
http://www.firehouse.com/article/12316061/your-road-to-leadership-how-you-live-is-how-you-lead-fire-service-leadership?utm_source=FH+Newsday&utm_medium=email&utm_campaign=CPS170815010&rdx.ident%5Bpull%5D=omeda%7C3004I4591189C0H

30 junio 2017

Efectos de incendios en estructuras de hormigón armado

Madrid, 13 / 06 / 2011
Un incendio constituye una amenaza para la vida por la asfixia, el envenenamiento y las temperaturas elevadas, pero de producirse en un edificio el peligro aumenta por la propia estructura del edificio. En un recinto exterior, con aire fresco, es casi imposible superar los 700ºC. En un recinto cerrado la temperatura sube un 30% más debido a la reflexión y radiación de las paredes.

El punto crítico de ignición (flashover point) se sitúa en los 273ºC, hasta este momento sólo la estructura de aluminio se vería afectada. A partir de aquí se desarrolla el llamado fuego equivalente o normalizado que es al que se refieren todas las reglamentaciones y las resistencias al fuego de materiales, medido en minutos. Por encima de 40 minutos de fuego equivalente ya estamos hablando de un incendio muy importante con riesgo cierto para la vida humana.

Para tener una referencia de cómo afectan las altas temperaturas a los materiales, diremos que a los 400 ºC el acero se vuelve dúctil y a los 600 ºC se produce una bajada brusca de su resistencia.

El hormigón comienza a deteriorarse a temperaturas superiores a los 380 ºC en periodos prolongados de tiempo. A los 400 ºC se produce una pérdida de resistencia entre 15-25 %, según sea de áridos calizos o silíceos. Por encima de los 800ºC, deja de poseer una resistencia a la compresión viable, y se debilitará en mayor medida al enfriarse cuando se apague el fuego.


Efectos sobre el hormigón armado
Los efectos en las estructuras de hormigón armado empiezan en el propio comportamiento de los materiales. Como hemos visto, el hormigón pierde menos capacidad a altas temperaturas que el acero. En el caso de acero pretensado se acusa mucho más: cuando el hormigón sufre pérdidas del 35%, estaríamos hablando de que el acero pretensado pierde 60-70% de su capacidad.

A diferencia del acero, el hormigón está expuesto al fuego, por tanto las evaluaciones son más complejas. Además de las variables propias de cada incendio (carga de combustible, aireación, etc), la variación en los resultados del hormigón puede deberse a una serie de factores intrínsecos como la densidad, la porosidad, el tipo de árido y el método de vibración durante la ejecución.

Básicamente, los principales efectos del fuego en el hormigón armado, podrían resumirse en:

Daños a la adherencia por salto térmico entre las armaduras de acero y el hormigón que las recubre.
Pérdida significativa de espesor del recubrimiento del hormigón, debida al efecto spalling o desprendimiento por explosión del hormigón.
Una disminución de la resistencia del hormigón cuando su temperatura supera los 380ºC durante períodos prolongados.
Una disminución de la resistencia de las armaduras de acero cuando la temperatura supera los 250ºC.
Daño o destrucción de las juntas y sellados, lo que en determinadas estructuras puede conducir al colapso.

2.1. Daños a la adherencia.

La existencia de coqueras o debilitamientos en la sección del hormigón, permite que las altas temperaturas atraviesen el hormigón y lleguen a las armaduras muy rápidamente. El acero es buen conductor por lo que se calienta toda la barra de acero pero no el hormigón. El acero tiende a dilatar y el hormigón no. Esto produce compresiones y fisuras. Después se produce el enfriamiento y la rotura.

La adherencia se daña precisamente por ese salto térmico.

En el caso de hormigón pretensado esto se agudiza ya que trabaja por adherencia.

Este fenómeno se produce o bien por un incremento de temperatura brutal o bien por un enfriamiento brusco (una extinción agresiva).

La rotura del hormigón por adherencia se produce con el enfriamiento, es decir, cuando ya no hay humo. Por tanto las grietas aparecidas así son blancas, porque la superficie interior no está ahumada.

2.2. Efecto spalling
El proceso de desprendimiento, también llamado spalling, tiene lugar rápidamente, a los 100-150 ºC, como resultado del impacto térmico y el cambio de estado del agua intersticial.



A medida que el agua se convierte en vapor y debido a la densa estructura del hormigón, el vapor no puede escapar eficientemente a través de su matriz, y la presión aumenta. Cuando la presión en el hormigón es superior a su resistencia, comienza el proceso de desprendimiento o spalling. Estas coqueras así producidas dejan al descubierto el hormigón “fresco”, que queda expuesto a un calor intenso, lo que reproduce el proceso de desprendimiento a mayor velocidad.



El efecto spalling es inmediato, por lo que el hormigón de recubrimiento salta durante el incendio, es decir que la superficie interior queda expuesta al humo y el hollín: las grietas y coqueras por spalling quedan ennegrecidas.

Un spalling masivo puede llevar a la pérdida total del hormigón de recubrimiento o “ fall of ”, dejando al descubierto las armaduras.

Hasta ese momento el hormigón había evitado que el acero alcanzara grandes temperaturas, por lo que preservaba también su resistencia. Al mismo tiempo, la magnitud del incendio es tal que el acero alcanza rápidamente la temperatura de 250ºC y superiores. Sobreviene la disminución de resistencia de las armaduras.

Si estamos hablando del incendio en el interior de un edificio, la parte de la estructura más expuesta al fuego y también la más sensible es la cara inferior de los forjados. Aquí las tensiones son de tracción y fundamentalmente soportadas por las armaduras de acero. De modo que si éstas se ven afectadas por altas temperaturas, la disminución de su resistencia se traduce en la transmisión de esfuerzos al hormigón, ya sobretensionado interiormente. Resulta en la rotura frágil a cortante del hormigón y el colapso del forjado por la rotura a momentos negativos del armado.

El efecto spalling depende en gran medida de la proporción de agua/cemento en el hormigón. Se admite que con contenidos de humedad inferiores al 3% no hay riesgo. Lo que se cumple con clase de exposición I.

En hormigón de alta resistencia se recomienda disponer 2-3% fibras de polipropileno muy finas (f » 30m), de forma que esas fibras se funden al subir la temperatura y permiten así vías de expansión del vapor.

Consideraciones finales
Comprobamos la importancia de garantizar el espesor del hormigón de recubrimiento. Además de esto, podemos limitar la temperatura del hormigón (y del acero) para retardar o evitar que alcance su temperatura crítica mediante métodos de protección pasiva.
En el caso del spalling, no sólo supone un importante daño a la estructura. Teniendo en cuenta que se da en una fase temprana del incendio, se produce cuando todavía puede haber personas en el edificio o están los equipos de extinción y rescate. El hormigón desprendido explosionado es una lluvia de escombros, pudiendo provocar lesiones y bloqueando las vías de salida. Se dificultan en gran medida la evacuación de personas y el trabajo de los equipos de extinción de incendios.

Por tanto, parece que se trataría de impedir o al menos retardar el spalling o desprendimiento del hormigón.

Aparte de controlar el tipo de hormigón, dosificación, etc... una forma sería la aplicación de una protección pasiva contra incendios al revestimiento del hormigón. La aplicación de una capa de producto inorgánico adecuado de protección contra incendios impide el desprendimiento del hormigón tanto durante el periodo de estabilidad exigido como más allá de dicho periodo, puesto que el material continúa proporcionando un nivel previsible de protección mediante el aislamiento térmico del hormigón. Esta acción impide el desmoronamiento repentino de una estructura, inmediatamente después de un periodo especificado de estabilidad o de un incendio de larga duración.

BIBLIOGRAFÍA
CEPREVEN (2003): Curso Monográfico “Protección pasiva contra incendios”. CEPREVEN, Asociación de Investigación para la Seguridad de Vidas y Bienes. Madrid, noviembre 2003.

FALLER, GEORGE (2004): “La identificación de riesgos y el diseño contra incendios”. ICCP Arup Fire. Ponencia del Seminario “Análisis de riesgos y fiabilidad estructural. Ingeniería de fuego”. IETcc - Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid, marzo 2004.
https://www.asefa.es/comunicacion/patologias/efectos-de-incendios-en-estructuras-de-hormigon-armado

https://www.asefa.es/comunicacion/patologias/efectos-de-incendios-en-estructuras-de-hormigon-armado

29 junio 2017

Tipos de bomberos en una estación


Tipos de bomberos en un departamento de bomberos

Boletin #53
Cómo manejar el bombero malicioso
Libera al pícaro en tu departamento


06/06/2017
By Michael DeStefano 

El servicio de bomberos atrae todo tipo de personajes a sus filas. Algunos personajes son buenos, algunos malos, algunos divertidos, y otros son venenosos para su departamento. Cada personaje tiene características únicas sobre ellos y actúa de diferente manera. Es casi como ver un dibujo animado a veces con un papel diferente desempeñado por cada persona. Echemos un vistazo a algunos de nuestros miembros en la estación de bomberos típica.

En primer lugar, tenemos al joven que entra de la Prepa con muy poca experiencia de vida. Él está buscando conseguir un trabajo que sea divertido y que atraiga la atención de las mujeres y se centra más en lo bien que su cabello se ve que si es competente en el trabajo. 

A continuación está el de mediana edad, ha estado haciendo este trabajo durante quince años y esta más centrado en cómo mi otro trabajo va.

Se presentan en el cuartel, hacen su trabajo, pero ponen nada más que el mínimo necesario que se le pide. No están comprometidos con el trabajo y están a la espera de la quincena. A los treinta minutos después del cambio de turno mientras que otros revisan las unidades ellos están en el teléfono haciendo llamadas de negocios. "Sé que tenemos capacitación hoy, pero estoy tratando de hacer una venta, programar una cotización, comprar un nuevo cortacésped, etc"

Por supuesto, no hay departamento de bomberos que este completo sin aquellos que ya están por jubilar. Él o ella lo han visto todo, saben de todo. No hay nada que no hayan hecho y realmente no hay razón para entrenar más. Aparecen cinco minutos antes del cambio de turno, toman una taza de café y se sientan en la mesa contando anécdotas de tiempos pasado.. "¡Las cosas estaban mucho mejor antes de que estos "bomberitos" entraran al departamento!!!

Finalmente, tenemos un bombero que aparece temprano, hace el café para todos los bomberos, revisa las unidades, mientras el joven chequea su cabello y el hombre de negocios de lado programa su próximo gran trabajo. Este es el tipo que completa los deberes de la estación sin ser preguntado. A las 3 de la tarde, mientras el resto de la compañía descansa, este bombero está practicando con mangueras o escaleras o buscando nuevas formas de forzar entradas.  

¿Quién diablos es este tipo? ¿A quién cree que va a apantallar? ¿Por qué este tipo está dando un esfuerzo extra cuando el departamento no está haciendo nada más para nosotros? Es un pícaro.

Entonces, ¿qué es este bombero pícaro y cómo manejamos a este tipo? El capitán Mark von Appen está muy familiarizado con este bombero pícaro, como él mismo se describe como uno. Mark habla de pícaros que quieren más de no sólo su departamento, sino de los bomberos en general. Estos bomberos pícaros no quieren conformarse con mediocres y quieren empujarse a sí mismos y cada persona a su alrededor para ser el mejor.

Vivimos en un mundo de cada uno consigue un trofeo. Si prestaste servicio por veinticinco años entonces automáticamente tienes experiencia y debes cosechar todos los beneficios del bombero experimentado. Esta no es la verdad, veinticinco años de aparecer sólo significa que no hiciste nada para mejorar tu departamento y navegaste en la ola del mediocre bombero de carrera.

Te felicitamos. Rompiste la regla número uno. Dejaste el departamento mejor de lo que lo encontraste listo para los que vienen. 

La realidad de nuestro mundo es que no todo el mundo tiene un trofeo por participación. El respeto se gana por tus acciones dentro del departamento de bomberos. Es tu responsabilidad no sólo ser el mejor bombero que puedas al estar en cada puesto que tienes, pero además entrenar a quien te reemplazara para ser mejor de lo que eras cuando estabas en ese puesto.

Esta es una mentalidad que es rara en nuestra profesión, sin embargo, además de nuestra sociedad que elogia la mediocridad, también tenemos una sociedad que se siente como si se les debe algo simplemente por aparecer. Muchos en nuestra profesión creen que "si el departamento no hace nada extra por mí, ¿por qué debo hacer algo extra para mi departamento?" Estos bomberos pícaros serán examinados, mirados de menos, ya veces aislados por aquellos que anhelan la mediocridad solamente.

 Este bombero motivado tiene el deseo de ser mejor y llevar a todos a su alrededor en un viaje a ser mejor también. Este es un rasgo que necesita ser elogiado y desarrollado.

Lo peor que un líder puede hacer es intentar suprimir este comportamiento o ignorar las ideas expresadas. Esto puede conducir al desafío, ya que la energía debe ir a alguna parte.

Si usted ve a un bombero reprimido usted encontrará a alguien que en una vez tenía el deseo de hacer el mundo mejor, sin embargo ahora solo se presenta al cuartel y espera la quincena para recoger su quincena.

Entonces, ¿qué hace el líder inteligente cuando un bombero así entra al departamento? Escúchalos. Permita que esta persona proporcione ideas sobre cómo entrenar a quienes están a su alrededor. Coloque a estas personas en comités y centros de investigación internos. Utilícelo para concentrar su energía en tareas específicas para mejorar el servicio de bomberos. Lo más importante es permitirles difundir su motivación a otros para crear otros bomberos motivados. La motivación es contagiosa y puede revertir los efectos negativos que la complacencia ha creado.

Nunca deje de superarse. Recuerde la regla número uno: Deje al departamento de bomberos mejor de lo que usted lo encontró. Por último, enorgullézcase de ser así, es lo que va a cambiar a todos  para mejor!

Por:
Michael DeStefano es un veterano de 11 años del servicio de bomberos y un teniente en la división de entrenamiento del Brevard County (FL) Fire Rescue. Comenzó su carrera en 2004 en un pequeño departamento de tres estaciones pagado en Winter Springs, Florida, como bombero / EMT-B. En 2005, DeStefano se trasladó al condado de Brevard, asumiendo el papel de bombero / paramédico en 2006. Tiene un grado de Fire Science from Eastern Florida State College y un >Bachelor’s degree en Public Administration from Barry University.

Fuente:
http://www.firefighternation.com/articles/2017/06/how-to-handle-the-rogue-firefighter.html?cmpid=enl_ffn_firefighternationnow_2017-06-28&email_address=bomberoscajeme@gmail.com

Traducción: Álvaro Fernández K. – B61
Junio 2017

06 junio 2017

Problemas cardíacos lidera la causa de muertes en los bomberos


Junio 5. 2017
Último reporte de la NFPA

La Asociación Nacional de Protección contra Incendios ha publicado su informe anual sobre muertes de bomberos en los Estados Unidos, y una de las principales causas de muertes en el servicio de bomberos siguen siendo los problemas cardíacos a pesar de que esas muertes alcanzaron un mínimo histórico en 2016.
El año pasado, el total de 69 muertos en servicio marcó  por quinta vez en seis años que el número era inferior a 70, según el Informe 2016 de la NFPA.

Las 26 muertes atribuidas a los problemas cardíacos marcaron el menor número desde que la NFPA comenzó este estudio en 1977, pero todavía era lo suficientemente alto para igualar el trauma interno como una causa principal. La muerte cardíaca súbita ha sido siempre la causa principal de muertes según el estudio de la NFPA.
De las 69 muertes totales, 39 eran voluntarios, 19 eran bomberos profesionales, ocho eran empleados de agencias federales, uno era un contratista de una agencia, uno era un bombero industrial y uno era un preso .

"Cuando la NFPA empezó a reportar muertes de bomberos hace 40 años, el promedio anual era cercano a 150 muertes al año", dijo Rita Fahy, gerente de bases de datos y sistemas de incendios de la NFPA, en un comunicado. "En los últimos cinco años (entre 2012 y 2016), el promedio anual ha caído a menos de la mitad de 73 muertes, por lo que claramente hemos visto una disminución significativa en las tasas de letalidad de los bomberos durante el tiempo".

El número de muertes atribuidas a problemas cardiacos cayó claramente del 51 por ciento en 2015, mientras que el aumento de las muertes por traumatismos internos -que fue del 24 por ciento en 2015- podría atribuirse en parte a las muertes relacionadas con accidentes de vehículos saltando de 12 por ciento en 2015 a 25 por ciento el año pasado.
Aunque el informe ha demostrado consistentemente un descenso en las muertes de bomberos en servicio en los últimos años, la NFPA se apresura a señalar que esto no proporciona una visión completa de los riesgos que los bomberos enfrentan incluso años después del trabajo - en particular con las cuestiones de los cánceres relacionados con el trabajo y el síndrome de estrés postraumático (TEPT) que destacan en la industria.

"Aunque el informe anual refleja con precisión las tasas de disminución constante entre los bomberos en servicio", dijo Fahy, "no captura muchas de las muertes que ocurren fuera de servicio que son en última instancia el resultado de actividades en servicio".

Fuente:


26 mayo 2017

Fatiga Suprarrenal: ¿Nos estamos quemando nosotros mismos?

POR JO-ANN LORBER EL 26 DE MAYO DE 2017

¿Cuántos profesionales del servicio de bomberos sabes que están conectados a sus teléfonos inteligentes, iPads, con todas las llamadas de emergencia durante la noche y luego ir a su trabajo a tiempo parcial o puestos de trabajo después de bajar de turno?  Déjame adivinar ... ¡mucho!

Damas y caballeros, estamos presionando el sobre día y noche. Estamos tratando de hacer tanto para salir adelante o mantenerse a flote, que nos hemos olvidado de respirar. Ahora nuestros cuerpos están comenzando a pagar el precio.

La fatiga suprarrenal es probablemente una de las condiciones más infra-diagnosticadas y poco reconocidas por los médicos y otros proveedores de atención médica. Sin embargo, se estima que afecta al 80 por ciento de las personas en el mundo. El estrés crónico y el estilo de vida afecta la capacidad del cuerpo para recuperarse del estrés físico, mental o emocional. Ya sea por un corto tiempo, o una condición crónica, la mayoría de la gente tendrá dificultades con la fatiga suprarrenal en algún momento de su vida. Como bomberos, tenemos una mayor probabilidad de contraer esta enfermedad, ya que estamos constantemente en movimiento. Nuestros horarios de trabajo y la imprevisibilidad de llamadas causan estragos en nuestros cuerpos. La adrenalina se eleva y se hunde, nuestro sueño se interrumpe constantemente, y la fatiga eventualmente se convierte en algo con lo que vivimos a diario.

Funciones de las glándulas suprarrenales
Su cuerpo tiene dos glándulas suprarrenales, situadas justo encima de cada uno de sus riñones. Como parte de su sistema endocrino, sus glándulas suprarrenales secretan más de 50 hormonas, muchas de las cuales son esenciales para la vida. Incluyen:
  • Los glucocorticoides (cortisol) ayudan a su cuerpo a convertir los alimentos en energía, normalizar el azúcar en la sangre, responder al estrés y mantener la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico.
  • Mineral corticoides (aldosterona) ayuda a mantener la presión arterial y el volumen sanguíneo normales manteniendo un equilibrio adecuado de sodio, potasio y agua en el cuerpo.
  • Adrenalina: esta hormona aumenta la frecuencia cardíaca y controla el flujo sanguíneo a los músculos y el cerebro, además de ayudar a la conversión del glucógeno en glucosa en el hígado.


Irónicamente, aunque sus glándulas suprarrenales están allí en gran parte para ayudarle a lidiar con el estrés, demasiado de lo que realmente es lo que hace que su función para romper. En otras palabras, su ritmo cardíaco y su presión arterial aumentan, su digestión se ralentiza y su cuerpo se prepara para enfrentarse a una amenaza o desafío potencial (es decir, un incendio de estructura, un accidente de vuelco, un rescate de alto ángulo, un incendio marítimo, etc.).

Mientras que esta respuesta es necesaria y buena cuando se necesita, muchos de nosotros se enfrentan constantemente con estresores tales como: trabajo por turnos, toxinas ambientales, falta de sueño, preocupación, problemas de relación, ejercicio excesivo, inflamación crónica, infección y deficiencias nutricionales. Por lo tanto, estamos en modo de "lucha o huida" mucho más tiempo-mucho más de lo que se pensaba desde un punto de vista biológico.

Cuando las glándulas suprarrenales se agotan, conduce a una disminución de ciertos niveles hormonales, en particular el cortisol. Las deficiencias en ciertas hormonas suprarrenales variarán en cada persona, variando de leve a severo. En su forma más extrema, esto se conoce como enfermedad de Addison, una condición que causa debilidad muscular, pérdida de peso, presión arterial baja y bajo nivel de azúcar en la sangre, y puede ser mortal. Afortunadamente, sólo alrededor de cuatro personas por 100.000 desarrollan la enfermedad de Addison, (que se debe a la enfermedad autoinmune en la mayoría de los casos, pero también puede desarrollarse después de un estrés muy severo). En el otro extremo del espectro, así como en el medio, se encuentra la fatiga suprarrenal. Aunque los síntomas son menos graves que en la enfermedad de Addison, pueden ser debilitantes.

Signos y síntomas de la fatiga suprarrenal
La fatiga y el letargo son algunas de las quejas más comunes entre los pacientes adultos. Usted puede tener fatiga suprarrenal si tiene algunos de los síntomas que se enumeran a continuación:

·         Fatiga y debilidad, especialmente por la mañana y por la tarde
·         Un sistema inmune suprimido
·         Aumento de las alergias
·         Depresión
·         Deseos de alimentos ricos en sal, azúcar o grasa
·         Desequilibrio hormonal
·         Trastornos autoinmunes
·         Bajo deseo sexual
·         Disminución de la capacidad para manejar el estrés
·         Problemas para despertarse por la mañana, a pesar de una noche de sueño completo
·         Mala memoria

Muchas personas diagnosticadas con fatiga suprarrenal a menudo reciben una ráfaga de energía alrededor de las 6 p.m., seguida de somnolencia a las 9 p.m. o 10 p.m. (que a menudo se resiste). Un "segundo viento" a las 11 p.m. es común, lo que a menudo le impide quedarse dormido hasta las 1 a.m. si no más tarde. Para obtener a través de nuestros días en el trabajo o en casa, confiamos en el café, la soda, y otras formas de la cafeína para mantenernos ir hasta ese "segundo o tercer viento”.

Pruebas
Hay dos pruebas simples que un médico de medicina holística o funcional puede hacer: un análisis de sangre o una prueba de saliva. La prueba que reconocerá la fatiga suprarrenal en cualquiera de sus etapas es una prueba de cortisol salivar. Esta es una prueba de bajo costo que usted puede comprar en línea y hacer en casa, ya que no se requiere receta. Sin embargo, si sospecha que tiene fatiga suprarrenal, un proveedor de atención médica con conocimiento puede ayudarle con un diagnóstico y tratamiento.

El camino hacia la recuperación: un enfoque natural y sencillo
En primer lugar, recuerde que tomó tiempo para quemar sus glándulas suprarrenales. Como usted puede sospechar, también tomará tiempo para recuperarse.

Puedes esperar:
·         Seis a nueve meses de tiempo de recuperación para la fatiga suprarrenal menor
·         De 12 a 18 meses para fatiga adrenal moderada
·         Hasta 24 meses para fatiga adrenal severa
La buena noticia es que los tratamientos naturales son muy eficaces para este síndrome. Con tiempo y paciencia, es posible recuperarse.

Un enfoque equilibrado
Las cuatro áreas que más requieren su atención son:
  • Eliminar estresores: lo más importante es quitar el estrés de su vida o tener poderosas herramientas y estrategias para enfrentar los traumas emocionales actuales y / o pasados ​​en su vida (oraciones, meditación, consejería, etc.).
  • Escuche a su cuerpo: Descanse cuando se sienta cansado y duerma si puede.
  • Haga ejercicio con regularidad: Utilice un programa integral de entrenamiento de fuerza, aeróbico, básico y de intervalo. Sugiero intentar el yoga, ya que le ayudará en la flexibilidad y mediación (tranquilizar su mente).
  • Coma comidas nutritivas: Comer una dieta sana y nutritiva aumenta la energía, proporciona a su cuerpo vitaminas y minerales esenciales, mejora su resistencia a la enfermedad  y le ayuda a mantener su peso ideal.


Tratar la fatiga suprarrenal requiere un enfoque de todo el cuerpo, que se ocupa del exceso de estrés y hábitos de estilo de vida poco saludables que llevaban a cabo sus glándulas suprarrenales en el primer lugar. Aunque no podemos dejar de trabajar y acostarnos en hamacas en la playa, necesitamos dar un paso atrás y tomar una respiración profunda de vez en cuando. Averiguar nuestros principales factores de estrés y eliminarlos o reducir su impacto será un largo camino hacia un más saludable y más feliz.

JO-ANN LORBER es un jefe de batallones de la ciudad de Fort Lauderdale, FL. Ella ha estado con Fort Lauderdale Fire-Rescue desde enero de 1996. El Jefe Lorber tiene títulos de asociado en Artes Liberales y Tecnología de Ciencia de Fuego, un Bachelor of Arts en Gestión Pública y una maestría en Administración Pública de Florida Atlantic University. El jefe Lorber es graduado en 2006 del Programa Ejecutivo de Oficiales de Bomberos de la Academia Nacional de Fuego (EFOP). Ella ha sido nombrada Jefe de Oficio de Bomberos (CFO) y Administradora de Emergencias Certificada (CEM).

Adrenal Fatigue: Are We Burning Ourselves Out?

Adrenal Fatigue: Are We Burning Ourselves Out?
BY JO-ANN LORBER ON MAY 26, 2017


How many fire service professionals do you know who are attached to their smartphones, iPads, are up all night running emergency calls, then go to their part-time job or jobs after they get off shift? Let me guess…lots! Ladies and gentlemen, we are pushing the envelope day and night. We are trying to do so much to get ahead or stay afloat, that we have forgotten to come up for air. Now our bodies are beginning to pay the price.

Adrenal fatigue is probably one of the most under-diagnosed and under-recognized conditions by physicians and other healthcare providers. However, it is estimated to affect 80 percent of people in the world. Chronic stress and lifestyle affects the body’s ability to recuperate from physical, mental or emotional stress. Whether for a short time, or a chronic condition, most people will struggle with adrenal fatigue at some point in their life. As firefighters, we have an increased chance of getting this disease as we are constantly on the go. Our work schedules and the unpredictability of calls wreak havoc on our bodies. Adrenaline soars and dips, our sleep is constantly interrupted, and fatigue eventually becomes something we just live with on a daily basis.  

  • Glucocorticoids—(cortisol) helps your body convert food into energy, normalize blood sugar, respond to stress and maintain your immune system’s inflammatory response.
  • Mineralocorticoids—(aldosterone) helps keep your blood pressure and blood volume normal by maintaining a proper balance of sodium, potassium and water in your body.
  • Adrenaline—this hormone increases your heart rate and controls blood flow to your muscles and brain (fight or flight), along with helping the conversion of glycogen to glucose in your liver.

Ironically, although your adrenal glands are there in large part to help you cope with stress, too much of it is actually what causes their function to break down. In other words, your heart rate and blood pressure increases, your digestion slows, and your body becomes ready to face a potential threat or challenge (i.e. structure fire, rollover crash, high-angle rescue, marine fire, etc.).

While this response is necessary and good when it is needed, many of us are constantly faced with stressors such as: shift work, environmental toxins, lack of sleep, worry, relationship problems, excessive exercise, chronic inflammation, infection, illness or pain, and nutritional deficiencies. Therefore, we are in “fight or flight” mode far too long—much longer than was ever intended from a biological standpoint.

When your adrenal glands become depleted, it leads to a decrease in certain hormone levels, particularly cortisol. The deficiencies in certain adrenal hormones will vary in each person, ranging from mild to severe. In its most extreme form, this is referred to as Addison’s disease, a condition that causes muscle weakness, weight loss, low blood pressure and low blood sugar, and can be life threatening. Fortunately, only about four people per 100,000 develop Addison’s disease, (which is due to autoimmune disease in most cases, but can also develop after very severe stress). At the other end of the spectrum, as well as in between, lies adrenal fatigue. Though the symptoms are less severe than in Addison’s disease, they can be debilitating.

Signs and symptoms of adrenal fatigue 
Fatigue and lethargy are some of the most common complaints among adult patients. You may have adrenal fatigue if you have a few of the symptoms listed below:
  • Fatigue and weakness, especially in the morning and afternoon
  • A suppressed immune system
  • Increased allergies
  • Depression
  • Cravings for foods high in salt, sugar or fat
  • Hormonal imbalance
  • Autoimmune disorders
  • Low sex drive
  • Decreased ability to handle stress
  • Trouble waking up in the morning, despite a full night’s sleep
  • Poor memory

Many people diagnosed with adrenal fatigue often get a burst of energy around 6 p.m., followed by sleepiness at 9 p.m. or 10 p.m. (which is often resisted). A “second wind” at 11 p.m. is common, which often keeps you from falling asleep until 1 a.m. if not later. To get through our days at work or at home, we rely on coffee, soda, and other forms of caffeine to keep us going until that “second or third wind.”

Testing
There are two simple tests that either a holistic or functional medicine doctor can do: a blood test or a saliva test. The test that will recognize adrenal fatigue in any of its stages is a salivary cortisol test. This is an inexpensive test that you can purchase online and do at home, as no prescription is needed. However, if you suspect you have adrenal fatigue, a knowledgeable healthcare provider can help you with a diagnosis and treatment.

The road to recovery: a natural and simple approach
First and foremost, remember that it took time to burn out your adrenal glands. As you might suspect, it will also take time to recover.
You can expect:
  • Six to nine months of recovery time for minor adrenal fatigue
  • 12 to 18 months for moderate adrenal fatigue
  • Up to 24 months for severe adrenal fatigue

The good news is that natural treatments are very effective for this syndrome. With time and patience, it is possible to recover.

A balanced approach
The four areas that require your attention the most, are:
  • Remove stressors: The most important thing is to remove the stressor from your life or have powerful tools and strategies to address the current and/or past emotional traumas in your life (prayers, meditation, counseling, etc.).
  • Listen to your body: Rest when you feel tired and sleep in if you can.
  • Exercise regularly: Use a comprehensive program of strength, aerobic, core, and interval training. I suggest trying yoga as it will assist you in flexibility and mediating (quieting your mind).
  • Eat nutritious meals: Eating a healthy nutrient-dense diet increases energy, provides your body with essential vitamins and minerals, improves your resistance to illness, and helps you to maintain your ideal weight.

Help is out there
Treating adrenal fatigue requires a whole-body approach, one that addresses the excess stress and unhealthy lifestyle habits that wore out your adrenals in the first place. While we can’t just quit our jobs and lie in hammocks at the beach, we do need to take a step back and take a deep breath from time to time. Figuring out our primary stressors and either eliminating them or reducing their impact will go a long way toward a healthier and happier you.

JO-ANN LORBER is a battalion chief for the City of Fort Lauderdale, FL. She has been with Fort Lauderdale Fire-Rescue since January 1996. Chief Lorber holds associates’ degrees in Liberal Arts and Fire Science Technology, a Bachelor of Arts degree in Public Management, and a master’s degree in Public Administration from Florida Atlantic University. Chief Lorber is a 2006 graduate of the National Fire Academy’s Executive Fire Officer Program (EFOP). She has been awarded Chief Fire Officer (CFO) and Certified Emergency Manager (CEM) designations.

http://www.firehouse.com/article/12338237/adrenal-fatigue-are-we-burning-ourselves-out 

04 mayo 2017

Incendios urbanos de gran magnitud

INCENDIOS URBANOS DE GRAN MAGNITUD, MAS ALLA DE LA TRAGEDIA - ARTICULO DE YSRAEL SALINAS


El trabajo diario de los bomberos implica el enfrentar e intentar extinguir incendios de vegetación (incendios que se originan y desarrollan en grandes extensiones de área vegetal sean en montañas, selvas, bosques, parques, llanos) e incendios urbanos o estructurales (originados y desarrollados en lugares en los cuales se realizan actividades comerciales, industriales, áreas de almacenamiento, residenciales, oficinas). En estas labores de lucha contra los incendios se van incrementando los procesos peligrosos (comportamiento del fuego, disminución de la cantidad de agua disponible, falta de recursos logísticos, agotamiento físico, entre otros), y aumentan las posibilidades de sufrir algún accidente de trabajo.

En el caso específico de los incendios urbanos, la gran cantidad de materiales involucrados en el evento, provoca una inmensa serie de efectos en el comportamiento del fuego, en su desarrollo y en la afectación a las estructuras. Es aquí precisamente en donde las posibilidades de lesiones fatales en los bomberos se incrementan debido a que los elementos portantes (paredes, techos) y estructurales (columnas, vigas) se van debilitando y la capacidad de resistencia de éstos disminuye a medida que el calor y las altas temperaturas aumentan, produciendo sobre estos elementos deformaciones, desplazamientos y derrumbes.

      Algunos ejemplos de incendios de gran magnitud pueden mostrarnos los gravísimos daños y lesiones fatales que han ocasionado estos siniestros:

1.- Incendio de Tacoa. A las seis y cuarto de la mañana se produjo una explosión, el 19 de Diciembre de 1982, en el complejo termoeléctrico Tacoa, en el estado Vargas de Venezuela. La magnitud de la conflagración tomó tal intensidad que resultaba fuera de control. Se produjo un boil over en uno de los tanques que ocasionó la muerte de más de 50 bomberos mientras intentaban extinguir las llamas de unos tanques que contenían fuel-oil. En este evento fallecieron más de 160 personas y cuantiosos daños a las comunidades aledañas. El incendio fue controlado por los bomberos luego de más de 3 días de labores de extinción

2.- Word Trade Center. El 11 de septiembre de 2001 dos aviones comerciales se estrellan contra las torres gemelas, produciendo sendos incendios de gran magnitud y en menos de dos horas se desploman causando la muerte de alrededor de 3000 personas y dejando a otros 6000 heridos. En este evento más de 300 bomberos perdieron la vida. Numerosos edificios adyacentes al complejo también sufrieron daños sustanciales; el World Trade Center 7, colapsó también, al parecer tras haber sido seriamente dañado por los escombros de las Torres Gemelas al caer, junto con una serie de incendios que se produjeron en su interior.

3.- Empresa Iron Mountain. El día miércoles 5 de febrero de 2014 a las 09:15 a.m. se produjo un incendio un depósito de archivos bancarios de la empresa Iron Mountain en Barracas, Buenos Aires. El siniestro causó que el derrumbe de la edificación dejando un saldo de siete bomberos y dos agentes de Defensa Civil fallecidos.

4.- Edificio Plasco. El 19 de enero del 2017 aproximadamente 16 bomberos iraníes perdieron la vida luchando contra un incendio de gran magnitud que produjo el desplome de un edificio de gran altura en el centro de Teherán. El edificio se derrumbó tres horas y media más tarde del inicio del incendio. El fuego se propagó por todas las plantas que albergaban tiendas y talleres de confección de ropa. Aproximadamente hubo 70 heridos, en su mayoría bomberos, de los cuales 47 fueron atendidos en el lugar de los hechos y 23 trasladados al hospital.

En estos cuatro casos fallecieron una gran cantidad de bomberos cuando intentaban controlar y extinguir las llamas que consumían todo a su paso, logrando colapsar las estructuras hasta que se desmoronaron en su casi totalidad. Sin embargo, en todos los casos, exceptúan en el evento de las torres gemelas, fallo el conocimiento del comportamiento del fuego y los efectos del agua. No se previó que estas estructuras podrían colapsar y los bomberos continuaron sus labores más allá del límite de su propia seguridad. En el desastre de Tacoa, los bomberos desconocían que el fuel-oil contenido en los tanques podía originar un boil over, por lo cual no se tomaron las medidas operativas para determinar en donde estaba la onda de calor (calor por convección) dentro de los tanques. Esta tragedia marco un antes y un después a nivel mundial sobre cómo realizar las maniobras de extinción de incendios de este combustible.

            En los incendios del edificio Plasco y los depósitos de la empresa Iron Mountain, el desconocimiento en cuanto al comportamiento de las estructuras (vigas, columnas, paredes, placas) cuando recibe una carga térmica, que va en desarrollo creciente acelerado, sumado a la carga proveniente del agua de las mangueras y mecanismos de extinción de incendios, los cuales ejercen tensiones (fuerzas de flexión y torsión) sobre toda la edificación, mermando su resistencia y posterior desplome, ocasionando la muerte de los bomberos que se encontraban en el interior de estos inmuebles. Es de hacer notar que en nuestra formación muy poco se aborda y se ahonda en el reconocimiento físico (inspección visual) del comportamiento de las estructuras ante el fuego y los choques del agua fría contra los elementos portantes (paredes, puertas, ventanas, techos) y de carga (vigas, columnas, placas) de las edificaciones. Esto conlleva a que no sabemos identificar a tiempo cuando un inmueble está sufriendo fuertes tensiones que facturan su capacidad de resistencia. Es de suma importancia contar dentro de las comisiones bomberiles encargadas de la supresión de incendios, con bomberos que tengan conocimientos avanzados sobre el comportamiento de los materiales y las estructuras ante el fuego, de manera que se pueda actuar a tiempo y evitar que sufran lesiones por causa de la afectación de la resistencia de carga de estos elementos.

            En el caso del Word Trade Center era imposible que los bomberos pudiesen haber previsto el derrumbe de estas torres. Existen en este momento suficientes indicios que apuntan a que la “implosión” que sufrieron estos rascacielos no fue debido al choque de los aviones. Solo desde el punto de vista estadístico ya se generan dudas: ¿Qué probabilidad hay de que en un mismo evento, tres edificaciones se desplomen de la misma manera si el desarrollo del fuego se dio de distinta forma? (en la torre norte el avión choco entre las plantas 93 y 99, en la torre sur el avión choco entre las plantas 77 a 85, en el edificio número 7 no choco ningún avión). ¿Por qué se desplomo primero la Torre Sur, si fue impactada después de la Torre Norte? La Torre Sur se derrumbó a menos de una hora después de ser atacada a las 9:59 a.m., 56 minutos después de ser golpeada, y la Torre Norte, embestida a las 8:46, se derrumbó a las 10:28 a.m., tras arder durante 102 minutos. No ahondaremos en este tema ya que las causas de lo ocurrido en las torres gemelas no es tema de este escrito.

Para concluir, quiero resaltar el hecho de que es vital identificar a tiempo el inminente derrumbe de las edificaciones al momento en que se está laborando en la extinción del incendio y el rescate de personas afectadas y así poder evitar que bomberos pueden fallecer a consecuencia de no prever las señales que emanan de las estructuras cuando están alcanzado el punto de quiebre. Para esto necesitamos realizar estudios del comportamiento del fuego y el comportamiento de las estructuras cuando están sometidas a altas temperaturas y cuando se les aplica grandes cantidades de agua.

YSRAEL SALINAS
Caracas, Venezuela

26 Años de Servicio, Estación El Cafetal, Jerarquía Mayor, Licenciado, Instructor, Inspector, Investigador, PAE, Instructor de bomberos, tecnico superior en tecnologia bomberil, psicologo